La leyenda del croissant

El cruasán, del francés croissant (creciente) y en algunas provincias del norte de España también conocido como “curasán” 🙂 dicen que no fue inventado por Asterix y Obelix, sino en Viena.

Aunque como en toda leyenda, no hay pruebas evidentes sobre esto, cuentan las malas lenguas que allá por el año 1683 los turcos se disponían a invadir lo que hoy se conoce como Viena. Su estratagema consistía en excavar por la noche un túnel por debajo de las murallas para sorprender a los austriacos a la mañana siguiente. Los panaderos vieneses que ese día (y nos imaginamos que no fue solamente ese día) habían tenido que madrugar mucho se percataron del plan y avisaron a los servicios secretos, que dieron buena cuenta de los turcos. Para conmemorar la victoria crearon este dulce con forma de media luna, símbolo de la bandera nacional turca. Os dejo a vosotros que hagáis trabajo de campo para investigar de donde procede este símbolo porque también tiene miga. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s